De Yen a Yuan

Por Domingo, agosto 31, 2014 0 , Permalink

En los años 90, cuando comencé a trabajar para firmas del mundo del lujo, se decía que, para vender lujo, se debía apelar más a lo emotivo que a lo racional. En palabras de Maurizio Gucci:

En los años 90, el consumidor va a seleccionar mucho más sus productos. Por lo tanto, debemos crear la emoción. Eso nos distinguirá.

Aún no existían los BRICs, y las marcas todavía vendían más en Japón que en cualquier otro país, y a los japoneses más que a cualquier otra nacionalidad de viajeros.

Veinte años más tarde, China y Hong Kong son los dos mercados principales, y se calcula que el 30% de lo que se vende fuera de China, se vende a viajeros chinos.

Según datos del Digital Luxury Group, en diciembre de 2012, Gucci figuraba 12ª entre las cien marcas más buscadas en China. Lo cual no está nada mal para una marca que impuso las bolsas de lujo hechas de tela (porque en la Italia de posguerra no se conseguía cuero).

Apenas debajo, en el puesto 13º, figura la marca Hermès, cuyo CEO, Patrick Thomas, expresa las claves del éxito del siglo 21 desde una perspectiva opuesta por completo:

Olvídense, por completo, de la palabra lujo. Usen solo la palabra calidad. Es eso lo que quieren los Chinos, y va a ser la justificación del precio.

La frase de Thomas muestra cuánto han cambiado las cosas en veinte años, y demuestra que pasamos de buscar yens a buscar yuans…

Para los curiosos, las tres marcas más buscadas, también según el ranking de DLG, son Audi, BMW y Chanel.

.