Hacer buenas presentaciones es cada vez más necesario, tanto para quienes trabajan en organizaciones como para los independientes. Presentar nuestras ideas a un grupo de personas de modo eficaz consiste en:

(Click en las barras para ampliar)

Si bien es cierto que, para algunas personas, el miedo escénico va desapareciendo a medida que se suman “horas de vuelo” como presentador, este es uno de los temores más comunes en el mundo profesional. Hay técnicas sencillas para superarlo.
Ajuste el ritmo de su presentación, y varíe su tono de voz para entusiasmar a su público. Sea amable y respételos: si usted los escucha ellos lo escucharán a usted. ¡Y también respete los tiempos!
Su público, aunque no lo diga en voz alta, se pregunta: “¿Y yo qué gano?”. Si usted responde esa pregunta con rapidez y en forma satisfactoria, el público le prestará más atención.
Nuestros talleres permiten entrenarse para diseñar y realizar mejores presentaciones; presentaciones de alto impacto, que logren los objetivos del presentador.